31 jul. 2016


Ya no recuerdo como era todo antes de conocerte. Una tarde normal sin hablarte, una noche tranquila sin buscarte. Ya no recuerdo cuales eran mis motivaciones, algo distinto a esperar el final de día para mi vida contarte. Ya no recuerdo cómo es que hacía para respirar sin antes consultarte, pasar horas sin saber de vos y ni siquiera preocuparme. Te pierdo por un segundo y ya siento que muero de tanto extrañarte. Te alejás por un instante y me desespera esta sensación de tanto necesitarte. Es que hace tiempo no me sentía así, hace tanto que ya no recuerdo si alguna vez en verdad lo llegué sentir. Ya no recuerdo mi vida sin ti y tampoco me esfuerzo en recordarla. Estoy segura que no se compara a tenerte conmigo, toda una vida sin vos, la superas regalándome un instante.